Ensalada de quinoa

27 12 2009

Para esta receta tenemos que servir la quinoa fría, con lo que la podemos hacer de buena mañana o el día anterior y así sólo nos quedará montar el plato. De esta forma resultará una receta fácil y rápida.

Ingredientes para dos personas

Un vaso y medio de quinoa

Un ajo

Hojas de espinaca frescas (o lechuga)

Cuatro o cinco rabanitos

Vinagre de vino

Aceite de oliva

Levadura de cerveza

Sal

Tiempo de preparación

Preparación de la quinoa: 30 minutos. 45-60 minutos para que enfríe.

Emplatar: 10-15 minutos

Procedimiento

1- Picar muy fino el ajo; En una olla con aceite caliente, añadir el ajo y sofreír. Cuando comience a estar doradito añadir el vaso y medio de quinoa y remover continuamente durante un par de minutos.

2- Agregar tres vasos de agua a a la olla y dejar hervir y emover de vez en cuando.

3- Dejar reducir poco a poco el agua a temperatura media y controlar que no falte agua para que la quinoa se cueza bien. Cuando la quinoa esté hecha  retirar del fuego (no debería quedar agua sobrante, si queda, escurrir). Dejar enfriar en la nevera hasta que esté fría.

4- Poner en dos platos hojas de espinaca o lechuga para formar un lecho. Cortar los rabanitos en cuatro mitades.

5- Añadir la quinoa con cuidado en el centro en forma de círculo o como más nos guste. Decorar con los rabanitos.

6- Preparar una vinagreta con: dos cucharadas de vinagre, dos de aceite, una cucharada sopera de levadura de cerveza y sal al gusto. Remover profusamente y agregar encima de los montoncitos de quinoa.

NOTA

Hay que servir la quinoa fría ya que en caso contrario ablandará las hojas de espinaca o lechuga. Por eso esta receta está en “Tiempo de preparación: más de una hora”, ya que añado el tiempo que tarda en enfriarse. En caso de seguir la sugerencia al inicio de la receta no tardaremos más de quince minutos en tenerla lista.





Sambhar con cebolletas

6 08 2008

Sambhar o sambar es un plato muy común en el sur de la India y en Sri Lanka que se elabora a partir de lentejas y caldo de tamarindo (foto de tamarindo maduro aquí).

La cocina india goza de una gran variedad de platos, como resultado de las diferentes colonizaciones que ha sufrido a lo largo de su historia. Este tipo de gastronomía destaca por el gran surtido de verduras que podemos encontrar en sus platos y el abundante uso de especias. Es por esta última característica que la cocina hindú resulta muy exótica tanto para el gusto como para el olfato. Además tiene platos muy sencillos de preparar, como el de la presente entrada.

Encontrar estas especias puede resultar dificultoso si no vivimos cerca de alguna gran ciudad como Barcelona, donde abundan los supermercados orientales (desde chinos hasta hindús). Para los que vivan cerca de esta metrópolis les recomiendo la zona del Raval (detrás del mercado de la Boqueria, en la rambla de las flores). Pero algunas especias de las que venden son mezclas de especias más comunes y las podemos elaborar fácilmente en casa. Además algunas especias pueden ser sustituibles por otras más fácilmente encontrables que tengan un sabor parecido. Es por ello que cuando aparezca en este blog alguna receta hindú, se pondrá la receta original, se comentará de qué está compuesta la especia (en caso de ser una mezcla de varias) o los sustitutos que se pueden emplear. De esta forma nadie tiene porqué privarse de estos platos tan deliciosos.

Y aquí va la primera receta hindú:

Ingredientes para dos personas

– 3/4 de una taza de lentejas amarillas (toor dal) [se encuentran en herbolarios; sirven rojas]

– 2 tomates maduros grandes

– 3 cebolletas

– 3 cucharaditas de pasta de tamarindo [encontrable en herboristerías]

– Media cucharadita de chile rojo en polvo

– Media cucharadita de sal

– Media cucharadita de cúrcuma

– Una cucharadita de semillas de mostaza [encontrable en herboristerías]

– Una cucharadita de cominos

– Una cucharadita de urad dal (pueden usarse lentejas marrones pequeñas)

– Una cucharadita de hojas de fenogreco (alholva)

– Medio diente de ajo picado

– 2 chiles rojos secos

Tiempo de preparación

1 hora

Procedimiento

1- Poner a cocer las lentejas amarillas durante 15 minutos.

2- Mientras se cuecen, cortar a cubitos los tomates y las cebolletas.

3- Calentar aceite en una sartén y tostar el medio ajo picado, las semillas de mostaza, el comino, las hojas de fenogreco, una cucharadita de urad dal y los dos chiles rojos picados.

4- Añadir el tomate y la cebolleta a la sartén. Cocer a fuego lento hasta que quede blando. Añadir un vaso de agua, la cúrcuma, la sal y el chile en polvo. Dejar cocer a fuego lento.

5- Retirar las lentejas del fuego y hacer un puré con ellas.

6- Añadir el puré y la pasta de tamarindo a la sartén. Remover la sartén hasta que quede homogéneo y dejar reducir aproximadamente 30 minutos.





Pastelitos de quinoa

29 07 2008

La quinoa es un pseudocereal cultivado por primera vez el los Andes peruanos. Es un pesudocereal ya que no se incluye dentro de los cereales tradicionales (gramíneas), pero su alto contenido en almidón hace que se clasifique dentro de éstos.

La quinoa también es llamada “reina de los cereales”, y con razón, ya que contiene más del doble de proteínas que cualquier otro cereal (de un 16% hasta un 23% por grano, mientras que en otros cereales suele ser alrededor del 8%). Además, es muy rica en calcio, hierro, fósforo y vitaminas, contiene un porcentaje muy bajo de grasas y posee varios aminoácidos esenciales (lisina, arginina, histidina y metionina).

Curiosidades de la quinoa…

– Es una planta de desarrollo anual que alcanza de 1 a 3 metros de altura.

– Las hojas de esta planta se equiparan con la espinaca por su contenido alimenticio.

– Formaba parte de algunos rituales andinos, prohibidos posteriormente a la conquista española.

Ingredientes para dos personas

– Un poco más de un vaso de quinoa

– 8-10 champiñones

– Un aguacate

– Salsa de soja

– Curry

Tiempo de preparación

40 minutos

Procedimiento

1- Saltear en un cazo la quinoa con un poco de aceite de oliva un par de minutos.

2- Añadir agua al cazo (dos veces el volumen de quinoa). Ir removiendo hasta que la quinoa absorba toda el agua. Entonces, estará lista.

3- Mientras se hace la quinoa, limpiar y trocear los champiñones a láminas. En una sartén con un poco de aciete de oliva freír los champiñones.

4- Mientras tanto, pelar el aguacate, hacer láminas verticalmente y cortar cada lámina en seis trozos, como muestra la siguiente imágen:

5- Apagar el fuego de los champiñones cuando estén bien hechos. Cuando la quinoa esté hecha, parar el fuego y en una taza o plato añadir aproximadamente la mitad de la quinoa y agregar un poco de salsa de soja. Remover para que quede homogéneo.

6- En una taza o bol, añadir primeramente una capa de quinoa con salsa de soja y poner los champiñones laminados de tal forma que curban por completo el diámetro de la taza. Lo ideal es poner unas dos capas de champiñones.

7- Hacer lo mismo con el aguacate y poner por último una capa de quinoa sin salsa de soja. Volcar el contenido en un plato. Con las cantidades puestas saldrán más o menos 6 pastelitos si usamos una taza mediana de café. Cada vez que vayamos a elaborar un pastelito nuevo, enjuagar la taza para evitar que quede pegado a ella.

8- Espolvorear un poco de curry encima de los pastelitos.

NOTA

Lo que más se tarda en elaborar este plato es el emplatado, de querer algo más rápido queda igualmente bueno con los champiñones revueltos y el aguacate cortado a pedacitos pequeños.