Pastel de soja texturizada

29 12 2009

Ingredientes para dos personas

Media manzana dulce

Media patata pelada

Ocho cucharadas de soja texturizada fina

Salsa de soja

Aceite de oliva

Albahaca seca

Orégano

Una cucharadita de mostaza antigua

Perejil fresco

Pimienta negra

Tiempo de preparación

40 minutos

Procedimiento

1- Precalentar el horno a 200ºC.

2- Hidratar la proteína de soja texturizada con un chorrito de agua. Añadir un buen chorro de salsa de soja y aceite de oliva. Añadir albahaca y orégano al gusto.

3- Con un pelador hacemos tiras de la patata y la manzana previamente peladas.

4- Sobre un papel vegetal (o de aluminio), alternar una capa de tiras de patata y manzana con otra de soja texturizada en dos moldes redondos metálicos, de forma que las capas superior e inferior sean de patata y manzana. Agregar un chorrito de aceite sobre la pieza montada.

5- Poner al horno a altura media durante 20-25 minutos.

6- Mientras se cuece preparar una emulsión con dos cucharadas de aceite, una cucharadita de salsa de soja, una cucharadita de mostaza antigua y pimienta y perejil al gusto. Preparar la guarnición a servir.

7- Cuando el pastel esté listo, emplatar con el papel vegetal y el molde y retirar ambos con cuidado. Regar con la emulsión, añadir guarnición y servir.





Bombas de judías rojas rellenas de margarina de ajo

9 09 2009

Una manera diferente de comer albóndigas: rellenas, sanas y con muchas proteínas.

Ingredientes para tres personas

– 400 gr. de judías rojas cocidas

– Una rama de apio

– Pan rallado

– Dos cucharadas de harina de garbanzo

– Tres dientes de ajo

– Tres ramas de perejil

– Margarina 100% vegetal

Tiempo de preparación

30-40 minutos

Procedimiento

1- Sacar la margarina de la nevera y añadir 4 ó 5 cucharas pequeñas en un una salsera o vasito. Picar bien fino un diente de ajo y las hojas del perejil. Añadir todo a la margarina y remover con una cuchara hasta que quede con la textura de pomada. Servir en  film transparente formando una línea de 5 centímetros de grosor. Enrollar como si fuera un embutido y meterlo al congelador.

2- Picar en trozos muy pequeños dos ajos y cortar el apio en trocitos también pequeños. Poner un poco de aceite en una sartén y sofreír ambos ingredientes.

3- Mientras se fríe, aplastar las judías con ayuda de un tenedor hasta obtener una pasta, y añadir a la sarten con el apio y el ajo. Saltear bien, y cuando esté todo bien mezclado retirar del fuego.

4- Preparar mezcla para rebozado mientras se enfría: en un plato añadir dos cucharadas de harina de garbanzo e ir sirviendo poco a poco agua hasta que quede la textura de huevo (más o menos un vaso pequeño de agua). Mezclar hasta que quede sin grumos. En otro plato, servir un poco de pan rallado.

5- Sacar la margarina de ajo del congelador y desenvolverla.Calentar una sartén con una capa de aceite de oliva de aproximadamente un dedo de grosor. Con la pasta de judías formar bolas del tamaño de medio puño (o al gusto). Una vez formadas la bolas hacer un pequeño hoyo en las mismas con el dedo hasta el centro de la bomba, añadir una cucharadita de la margarina de ajo y tapar con la misma masa de judía.

6- Pasar las bolas por la disolución de harina de garbanzo y después por el pan rallado. Poner en la sartén e ir volteándolas hasta que esté el pan doradito. Si ha sobrado margarina de ajo, poner una caja fina encima de las bombas recién cocinadas. Servir con un poco de ensalada, patatas fritas… o lo que más apetezca.

NOTA

Para la mezcla de harina de garbazo podemos utilizar la batidora, así la tendremos lista de forma más rápida.

Las bombas también se pueden rellenar de ketchup, salsa brava o cualquier otra salsa, ¡están buenísimas!





Timbal de lentejas amarillas y soja texturizada

28 09 2008

Ingredientes para dos personas

– Un vaso de lentejas amarillas

– Dos vasos de soja texturizada

– Medio pimiento verde

– Medio pimiento rojo

– Una cebolla mediana

– Dos dientes de ajo

– Salsa de soja

– Tomates secados al sol o pimientos del piquillo.

– Olivas negras y verdes (opcional)

Tiempo de preparación

30 minutos

Procedimiento

1- Remojar la soja texturizada (fina o gruesa, al gusto).

2- Poner a calentar agua con un poco de aceite y sal para las lentejas amarillas.

3- Cortar la cebolla, el ajo y los pimientos a cubos pequeños.

4- Cuando hierva el agua añadir el vaso de lentejas amarillas, dejar cocer a fuego medio durante unos 15 minutos hasta que estén blandas.

5- En una sartén con un poco de aceite poner a freír la cebolla y el ajo. Dejarlo un minuto y, antes de que la cebolla transparente, añadir el pimiento.

6- Escurrir el agua de la soja texturizada y cuando el pimiento esté frito (en unos 10 minutos), añadirla a la sartén.

7- Cuando la soja texturizada esté doradita añadir un chorro de salsa de soja al gusto en la sartén y remover para que se impregne todo. Escurrir las lentejas amarillas y hacerlas puré con un tenedor.

8- Para emplatar se puede hacer de dos formas: la primera, poniendo en un molde con aceite untado el puré de lentejas amarillas y por encima la mezcla con la soja texturizada y voltear, o poner la soja texturizada en un plato y por encima las lentejas amarillas dándole forma con ayuda de una espátula (ésta es la forma como lo he hecho).

9- Una vez emplatado, decorar con tiras de tomates secados al sol o pimientos del piquillo y olivas verdes y negras.

NOTA

Hay que emplatar rápido y cocinarlo justo antes de consumir, ya que es un plato que es preferible comerlo caliente.





Puré de patatas y lentejas rojas con guisantes y champiñones

1 08 2008

Las lentejas rojas son una variedad de las lens culinaris que tienen las mismas propiedades que las lentejas marrones más conocidas (hierro, zinc, selenio, hidratos de carbono, proteínas, B1, B3 y B6, y bajas en lípidos). También existen las lens culinaris amarillas.

Pero, a diferencia de las lentejas marrones, las rojas tienen una serie de ventajas. No tienen piel, y eso hace que no se tengan que poner en remojo antes de cocinar. De esta forma si nos apetece comer lentejas no debemos acordarnos un día antes para preparar el remojo la noche anterior. Por esta misma propiedad son menos ásperas que las marrones, y suelen gustar más a los niños. Además es muy facil hacer puré con ellas (así si al niño le sigue sin gustar, podemos camuflarlas como en el plato que presentamos).

Tienen una cocción realmente rápida, tan solo 15 minutos, así que si un día tenemos el tiempo justo de cocinar, siempre podemos prepararnos este alimento tan nutritivo.

Y en tan solo 35 minutos se puede tener un plato que nos aporta, aparte de las vitaminas, minerales, proteinas e hidratos de carbono de las lentejas: vitamina C, riboflamina, tiamina, calcio, potasio, fósforo, magnesio, una gran cantidad de fibra, etc… ¡Y placer para el paladar! Todo esto con la siguiente receta:

Ingredientes para dos personas

– Medio vaso de lentejas rojas

– Dos patatas medianas

– Una cucharada sopera de margarina 100% vegetal (cuidado con los ingredientes, hay algunas que llevan leche)

– Una cucharada sopera de bebida de soja

– 8 ó 10 champiñones

– Dos dientes de ajo

– Medio vaso de guisantes congelados

– Aceite de oliva

– Especias: sal, cominos, pimienta negra, perejil

Tiempo de preparación

35-40 minutos

Procedimiento

1- En dos ollas poner a calentar agua con sal y aceite.

2- Mientras se calienta el agua, pelar y cortar las patatas a gajos de unos 4 cm.

3- Cuando el agua de las dos ollas hierva, en una añadir las lentejas y en otra las patatas cortadas a gajos. Poner a fuego medio y dejar cocer. Remover de vez en cuando las lentejas.

4- Mientras se cuecen, limpiar los champiñones y laminarlos. Pelar y picar el ajo.

5- En una sartén con un poco de aceite de oliva caliente, poner los champiñones a freír. Cuando lleven un par de minutos, añadir el ajo picado. Dejar cocinar a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente.

6- Cuando hayan pasado 15 minutos desde que se puso a cocer lentejas, parar el fuego y escurrir en un colador.

7- Comprobar que las patatas estén blandas cuando hayan pasado 20 minutos desde que las pusimos al fuego. Una vez blandas, retirar las patatas sin parar el fuego y ponerlas en un plato hondo o un bol. En el agua aun hirviendo, añadir medio vaso de guisantes congelados y dejar cocer por 7 minutos.

8- Mientras se cuecen, añadir las lentejas, la bebida de soja y la margarina a las patatas y machacar con un tenedor o pasarlo por el pasapurés.

9- Agregar los guisantes una vez cocidos al puré. Añadir sal, cominos y pimienta al gusto y remover bien.

10- Servir en un plato, el puré un lado y los champiñones a otro.

NOTA

Si queremos darle este plato a un niño pero no le gustan los guisantes, se puede prescindir de ellos o pasarlos también por el pasapurés y mezclar con el resto del puré.

¡Buen provecho!





Chili sin carne

28 07 2008

Este plato, considerado de origen Mexicano, es un plato tradicional estadounidense. Tanto es así, que la versión no vegana es el plato oficial del estado de Texas.

Sus orígenes más comúnmente aceptados, pese a que no todos están de acuerdo, parece remontarse a 1880 en Ensenada (México), como forma de alargar el uso de la poca carne que se consumía entonces por los texanos de bajos recursos económicos (se dejaba secar la receta en ladrillos y posteriormente se podían cocinar). Otra teoría histórica menos aceptada, es que nació en la década de 1940 en Tijuana o Chihuahua (México), como sustituto de otros pemmican.

Dado que la teoría más aceptada es que esta receta con chile es de origen mexicano, la hemos incluido en la sección de cocina centro-sudamericana.

Como prácticamente cualquier receta con ingredientes de origen animal, este plato de chile permite una versión vegana conocida como “chili sin carne”: la que os presentamos.

Por cierto, la palabra “chili” es la deformación de la palabra “chile”, y tiene múltiples acepciones: ají, guindilla, morrón…

Ingredientes para dos personas

– Un vaso de alubias rojas

– Una cebolla mediana

– 400 gramos de tomate triturado

– 150 gramos de soja texturizada fina

– Dos o tres chiles enteros o salsa de chile

– Sal y azúcar de caña no refinado (sirve blanco)

Tiempo de preparación

1 hora 15 minutos (sin contar el tiempo de remojo de las alubias)

Procedimiento

1- Dejar en remojo las alubias rojas durante mínimo 12 horas en un bol que las cubra sobradamente con agua. Así, acortamos mucho el tiempo de cocción, que en caso de no remojarlas sería de 3 horas.

2- Picar la cebolla muy fina.

3- En una sartén con bastante fondo, añadir aceite de oliva y calentar. Una vez el aceite caliente, añadir la cebolla picada.

4- Antes de que la cebolla se dore, añadir el tomate triturado y una cucharada de café de azúcar no refinado (para evitar la acidez) y dejar freír tapado 5 minutos a fuego medio.

5- Añadir un vaso de agua y antes de que rompa a hervir añadir las alubias. Dejar cocer destapado a fuego lento durante aproximadamente una hora. Si tenemos los chiles en fruto añadir ahora, sino lo haremos al final, después de añadir la soja texturizada. Cada 20 minutos añadir un poco de agua fría para cortar la evullición, así evitaremos que las alubias pierdan su piel durante la cocción.

6- Una vez tiernas a nuestro gusto, añadir la soja texturizada fina. Tapar y dejar cocer a fuego lento. Si es necesario añadir más agua.

7- Una vez la soja texturizada esté blanda, salar al gusto. Si tenemos salsa de chili en vez del fruto, añadir ahora según nos guste el picante. Remover bien y dejar que el caldo se evapore un poco. El chili suele ser algo caldoso, pero podemos variar la cantidad de caldo como prefiramos.

8- Emplatar en platos hondos. Puede acompañarse con tortitas de maíz o comerse solo.

NOTA

Este plato también se puede realizar con tofu, desmenuzándolo con las manos en el mismo paso en el que hemos añadido la soja texturizada fina. Además, podemos añadirle ajo junto a la cebolla o cocerle unas patatas junto a las alubias.