Pipirrana

11 09 2009

La pipirrana es una ensalada típica de Andalucía cuyos ingredientes básicos son el pepino, el tomate y la cebolla, añadiendo a estos lo que más nos guste. Es muy sencilla de preparar e ideal para los días de calor, válida como entrante o plato principal.

Ingredientes para dos personas

– Dos patatas grandes

– Dos pepinos

– Dos tomates

– Aceitunas negras

– Dos pimientos verdes

– Ajo al gusto

– Sal, perejil, cominos

– Aceite y vinagre

Tiempo de preparación

30 minutos

Procedimiento

1- Calentar una olla con agua y sal.

2- Pelar y cortar las patatas a cubos medianos. Cuando el agua esté hirviendo, poner a cocer las patatas en una olla con agua y sal.

3- Mientras se cuecen, cortar los demás ingredientes en trozos pequeños. Reservar.

4- En un mortero añadir un diente de ajo, un par de cucharadas soperas de aceite y otro par de vinagre, perejil, cominos y sal al gusto. Machacar hasta que quede homogéneo.

5- Una vez cocidas las patatas poner con el resto de verduras. Añadir la mezcla de aceite, vinagre, sal, perejil, cominos y ajo a las verduras y mezclar bien.

NOTA

Es recomendable hacerla varias horas antes de comerla, para poder refrigerarla y servirla bien fresca.

Anuncios




Tortilla de patatas y calabacín (sin huevo)

13 08 2008

Ingredientes para dos personas

– Una patata mediana

– Media cebolla

– Un calabacín

– Harina de garbanzo

– Tomillo

– Aceite de oliva

– Sal

Tiempo de preparación

30 minutos

Procedimiento

1- Pelar la patata y la cebolla. Cortar éstas y el calabacín a cubos pequeños. Poner a freír en aceite de oliva muy caliente.

2- Freír a fuego medio hasta que esté bien hecho. Mientras se hace, mezclar en un plato aproximadamente de seis a ocho cucharadas soperas de harina de garbanzo con agua. Se va añadiendo agua mientras se mezcla hasta que quede parecido a la consistencia del huevo. Añadir sal y tomillo al gusto.

3- Cuando las verduras estén bien hechas, retirar el aceite sobrante, añadir la mezcla de harina de garbanzo procurando que quede uniforme por encima de los ingredientes, poner a fuego lento y dejar cocer hasta notar que la parte de abajo ha adquirido consistencia.

4- Girar la tortilla con ayuda de la tapadera. Dejar cocer hasta que esté bien hecha. Para asegurarnos podemos vovler a girar la tortilla.

NOTA

Para asegurarnos el espesor de la tortilla podemos añadirle a la mezcla de harina de garbanzo una cucharada sopera rasa de harina de maíz. Más vale que nos quede un poco líquida y utilizar este truco, que poner demasiada harina de garbanzo: si nos pasa esto, quedará arenosa.





Puré de patatas y lentejas rojas con guisantes y champiñones

1 08 2008

Las lentejas rojas son una variedad de las lens culinaris que tienen las mismas propiedades que las lentejas marrones más conocidas (hierro, zinc, selenio, hidratos de carbono, proteínas, B1, B3 y B6, y bajas en lípidos). También existen las lens culinaris amarillas.

Pero, a diferencia de las lentejas marrones, las rojas tienen una serie de ventajas. No tienen piel, y eso hace que no se tengan que poner en remojo antes de cocinar. De esta forma si nos apetece comer lentejas no debemos acordarnos un día antes para preparar el remojo la noche anterior. Por esta misma propiedad son menos ásperas que las marrones, y suelen gustar más a los niños. Además es muy facil hacer puré con ellas (así si al niño le sigue sin gustar, podemos camuflarlas como en el plato que presentamos).

Tienen una cocción realmente rápida, tan solo 15 minutos, así que si un día tenemos el tiempo justo de cocinar, siempre podemos prepararnos este alimento tan nutritivo.

Y en tan solo 35 minutos se puede tener un plato que nos aporta, aparte de las vitaminas, minerales, proteinas e hidratos de carbono de las lentejas: vitamina C, riboflamina, tiamina, calcio, potasio, fósforo, magnesio, una gran cantidad de fibra, etc… ¡Y placer para el paladar! Todo esto con la siguiente receta:

Ingredientes para dos personas

– Medio vaso de lentejas rojas

– Dos patatas medianas

– Una cucharada sopera de margarina 100% vegetal (cuidado con los ingredientes, hay algunas que llevan leche)

– Una cucharada sopera de bebida de soja

– 8 ó 10 champiñones

– Dos dientes de ajo

– Medio vaso de guisantes congelados

– Aceite de oliva

– Especias: sal, cominos, pimienta negra, perejil

Tiempo de preparación

35-40 minutos

Procedimiento

1- En dos ollas poner a calentar agua con sal y aceite.

2- Mientras se calienta el agua, pelar y cortar las patatas a gajos de unos 4 cm.

3- Cuando el agua de las dos ollas hierva, en una añadir las lentejas y en otra las patatas cortadas a gajos. Poner a fuego medio y dejar cocer. Remover de vez en cuando las lentejas.

4- Mientras se cuecen, limpiar los champiñones y laminarlos. Pelar y picar el ajo.

5- En una sartén con un poco de aceite de oliva caliente, poner los champiñones a freír. Cuando lleven un par de minutos, añadir el ajo picado. Dejar cocinar a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente.

6- Cuando hayan pasado 15 minutos desde que se puso a cocer lentejas, parar el fuego y escurrir en un colador.

7- Comprobar que las patatas estén blandas cuando hayan pasado 20 minutos desde que las pusimos al fuego. Una vez blandas, retirar las patatas sin parar el fuego y ponerlas en un plato hondo o un bol. En el agua aun hirviendo, añadir medio vaso de guisantes congelados y dejar cocer por 7 minutos.

8- Mientras se cuecen, añadir las lentejas, la bebida de soja y la margarina a las patatas y machacar con un tenedor o pasarlo por el pasapurés.

9- Agregar los guisantes una vez cocidos al puré. Añadir sal, cominos y pimienta al gusto y remover bien.

10- Servir en un plato, el puré un lado y los champiñones a otro.

NOTA

Si queremos darle este plato a un niño pero no le gustan los guisantes, se puede prescindir de ellos o pasarlos también por el pasapurés y mezclar con el resto del puré.

¡Buen provecho!