Crêpe vegana

26 10 2008

Esta receta originaria del oeste de Francia, también se puede hacer vegana. Como base de cualquier ingrediente dulce o salado, es ideal para cualquier plato del día.

La receta que os dejamos aquí es la variante dulce. Para la salada, se añade sal en vez de azúcar y, si se prefiere, agua en vez de bebida vegetal.

Ingredientes para 4 crêpes

– Un vaso de bebida vegetal (soja, avena, arroz…).

– Un vaso de harina de trigo.

– Una cucharada sopera de azúcar moreno sin refinar (sirve también blanco).

– Una cucharada de aceite de oliva o de margarina 100% vegetal.

– Aceite de girasol.

*Para el relleno:

– Cacao en polvo.

– Bebida vegetal o agua.

– Azúcar moreno sin refinar (sirve también blanco).

– Fruta: frambuesas, plátano (o cualquier otra: pera, manzana, cerezas…)

Tiempo de preparación

20 minutos

Procedimiento

1- Cortar o pelar y cortar la fruta que vayamos a utilizar. Mezclar la harina de trigo, el azúcar, la bebida vegetal, y el aceite o margarina (que no esté fría) en un bol o recipiente hondo y batir bien, hasta que no queden grumos.

2- Calentar una sartén antiadherente con unas gotitas de aceite de girasol, e ir moviendo en círculos la misma para que el aceite se reparta.

3- Una vez caliente, con un cazo para servir sopa, verter en el centro de la sartén la mezcla. Rápidamente, mover la sartén en círculos para que la mezcla se reparta por toda la superficie.

4- Esperar unos segundos hasta que se endurezca lo suficiente y sacudir la sartén con golpes secos para que la crêpe no quede pegada y poder darle la vuelta fácilmente. Proceder a voltearla con una espátula, o en el aire dando un golpe de muñeca.

5- Esperar un poco para que se haga por el otro lado, servir en un plato y reservar. Si nos gustan más hechas, ir dándole vueltas a la crêpe hasta que nos guste su aspecto. Poner unas gotitas de aceite de girasol en la sartén antes de añadir más masa.

6- Una vez hechas las crêpes, en un cazo pequeño servir un par de cucharadas soperas de cacao en polvo, una de azúcar moreno y un par de bebida de soja. Calentar a fuego muy lento durante un minuto mientras removemos hasta no dejar grumos.

7- Servir el chocolate deshecho y la fruta en cada una de las crêpes y enrollar. Servir caliente.

NOTA

Las cantidades de cacao y bebida de soja para el chocolate deshecho son aproximadas. Se puede añadir más bebida o chocolate según guste el espesor.

Para la mezcla de la pasta de los crêpes siempre es, más o menos, mitad de bebida y mitad de harina. Esto puede variar ligeramente según la dureza de la harina. Si la primera crêpe se nos rompe, añadir más cantidad de harina hasta que no resulte dificultoso voltearla.

Es importante que la sartén sea de teflón, antiadherente, sino se pegarán muy rápido las crêpes.

Anuncios




Arroz con leche de soja

23 07 2008

Ingredientes para dos personas

– Un litro de leche de soja (sirve cualquier leche vegetal: avena, espelta…)

– 150 gramos de arroz (más o menos un vaso)

– Piel de un limón (también sirve de naranja)

– Canela

– Azúcar integral de caña (puede ser blanco)

Tiempo de preparación

45 minutos

Procedimiento

1- Pelar el limón cuidando que no nos queden en la piel partes blancas. Es recomendable hacer tiras largas y finas para poder retirarlas mejor.

2- Poner a calentar el litro de leche de soja en una cazuela.

3- Una vez caliente, añadir la piel de limón y una cucharada sopera de canela en polvo. Dejar hervir por 5 minutos aproximadamente. Cuidado, al calentar la leche de soja sube y puede salirse.

4- Echar el arroz a la cazuela e ir removiendo de vez en cuando para que el arroz no quede grumoso y controlar que no se derrame.

5- Cuando el arroz esté cocido, apagar el fuego y retirar las pieles de limón.

6- Servir si se quiere caliente. Si se prefiere frío poner el arroz en un plato hondo, tapar y meter en la nevera directamente y esperar mínimo una hora.

7- Espolvorear un poquito de canela encima del plato a servir y decorar con un trocito de limón o canela en rama.

NOTA

Si la textura cuando vayamos a servir es demasiado pegajosa, añadir un poco de leche de soja (fría o caliente, según queramos el plato) y remover.

Es recomendable la leche de soja ya que tiene un sabor más neutro que otras leches vegetales.